MODIFICACIÓN Tercer Trimestre por el CORONAVIRUS   ADENDA. FILOSOFÍA

FILOSOFIA- PROGRAMACIÓN 2019-20

A continuación, enumeramos los distintos instrumentos que vamos a emplear para evaluar el aprendizaje de los alumnos:

*Observación y análisis de tareas.

-Participación en las actividades del aula, como debates o comentarios referidos a asuntos tratados, así como las referidas a la comprensión de los contenidos, mostrando siempre el respeto y orden que la realización de esta participación exige dentro del grupo.

-Realización de actividades que trabajen explícitamente los estándares definidos en cada unidad.

– Cuaderno de clase, en el que el alumno o alumna anote los datos de las explicaciones, las actividades y ejercicios propuestos, su actualización y corrección.

*Pruebas escritas o exámenes que evidencien el trabajo con los estándares de aprendizaje y que incluirán generalmente estándares de explicación y exposición, de definición de conceptos, de comentario de texto y de argumentación. Estarán referidas a varias unidades didácticas y en la calificación de estas pruebas se valorarán positivamente los siguientes aspectos:

– Adecuación pregunta-respuesta

– Corrección formal y ortográfica

– Capacidad de síntesis y definición

– Capacidad de relacionar unas ideas con otras

– Capacidad de argumentación y razonamiento

 

Pruebas escritas de elaboración en las que se evalúa la capacidad del alumno/a para estructurar con coherencia la información, establecer interrelaciones entre factores diversos y argumentar lógicamente; entre otras destacan, los comentarios de texto, disertaciones, análisis de problemas de actualidad, etc.

-Trabajos escritos, individuales o en pequeños grupos que pueden consistir en:

– Responder a un cuestionario sobre la lectura de algún libro que tenga relación con el temario (“Filosofía para bufones”, Las preguntas de las vida, Ética para Amador, Ética de urgencia” de Savater, “Ética para jóvenes”de M. Román, “Un mundo feliz”de A. Huxley, El diario de Ana Frank, etc tal como se recogen en el apartado “Lecturas propuestas” de esta programación distribuidas en función de las distintas materias y niveles. Estas lecturas serán de carácter voluntario y sólo servirán para subir la nota hasta un punto. Este tipo de trabajo es individual. Una síntesis del  contenido del libro será expuesto en clase, y se plantearán interrogantes relacionados con el mismo para dar lugar a comentario y debate en clase

– Elaborar algunos contenidos que formen parte o tengan relación con el programa de la asignatura y que suscite interés, para lo cual se le orientará a los alumnos en su realización. Este tipo de trabajo se realizará en pequeños grupos.

En general y para todas las unidades didácticas, en la calificación de las pruebas escritas o exámenes se aplicará a los estándares la siguiente distribución de porcentajes:

60% para los estándares de explicación y exposición

15% para los estándares de comentario de texto

15% para los estándares de argumentación y fluidez verbal

10% para los estándares de definición de conceptos

Esta distribución puede modificarse ligeramente en función de la índole de los estándares a evaluar en cada momento la cual viene marcada, a su vez, por los contenidos tratados en cada unidad didáctica.

Por otra parte, en la calificación de las actividades se aplicará a los estándares la siguiente distribución porcentual:

70% para los estándares referidos a actividades realizadas por escrito, teniendo especial relevancia las de comentario de texto y las disertaciones.

30% para los estándares referidos a la participación oral en clase que se realiza habitualmente a través de comentarios, preguntas y debates.

La nota final de cada evaluación se obtendrá otorgando un 80% de la nota a los exámenes y un 20% a la nota de las actividades realizadas.

En cuanto a la corrección de ortografía y signos de puntuación se aplicará lo siguiente: se restará 0,10 puntos por cada falta o signo hasta un máximo de dos puntos.

En la asignatura de Valores éticos no habrá exámenes, siendo su distribución porcentual de la siguiente manera: 50% para las actividades escritas y 50% para las actividades orales.

Por último, la nota final de curso tomará como punto de partida la media aritmética de las evaluaciones y se ponderará,- sobre todo y como es deseable positivamente-, teniendo en cuenta la evolución llevada a cabo por el alumno a lo largo de todo el proceso de aprendizaje durante el curso.

Medidas de recuperación

Los mecanismos de recuperación están en función de todo lo anteriormente expuesto. Entendemos que cada alumno/a ha de recuperar aquello en lo que no ha logrado los objetivos propuestos, de modo que:

-Deberá hacer de nuevo las pruebas escritas o exámenes no superados.

-Deberá rectificar el tipo de actividades que no ha logrado hacer de modo satisfactorio.

– Deberá insistir en la participación oral en clase si esa es su insuficiencia.

De esta manera, no puede haber un único mecanismo de recuperación, pues ésta se ajustará a la realidad de los alumnos en cada evaluación. El profesor acordará con sus alumnos el momento más adecuado para la realización de las pruebas o trabajos necesarios.

En términos generales, en lo referente a exámenes y para cada una de las evaluaciones el alumno dispondrá de una opción de recuperación, debiendo comprender todas las unidades didácticas incluidas en la misma. Los alumnos que tuviesen alguna evaluación suspensa en junio, podrán presentarse a una prueba final, en la que se examinarán de las unidades didácticas correspondientes a la/as evaluaciones suspensas. Si, a pesar de esta oportunidad, no se logra aprobar, quedará la convocatoria extraordinaria de septiembre.