1. La  primera experiencia de aprendizaje es la que nos comparte una profesional de los centros de FCT  quién ha estado del lado de la enfermedad, en cuarentena y se ha animado a enviárnoslo respondiendo a la propuesta que lanzamos a la Comunidad Educativa, y ella también forma parte de esta desde la Formación Profesional. Muchas gracias por esta colaboración.

“Este confinamiento me ha enseñado que soy capaz de aguantar quince días encerrada en mi habitación sin agobiarme ¡tengo más paciencia de la que me imaginaba!

También me ha enseñado que tengo un marido extraordinario, que con mucho amor y sentido del humor, ha podido con todas las tareas del hogar y del cuidado de nuestros hijos.

Me ha demostrado que mis hijos son unos campeones, que son capaces de adaptarse a todas las situaciones sin quejarse y son los que me alegran los días con su vitalidad.

Que tengo unos familiares y amigos de diez, que me han acompañado por teléfono en mi confinamiento y no me he sentido sola en ningún momento.

Que tengo unos compañeros de trabajo que se están dejando la piel porque no les pase nada a nuestros mayores ¡son increíbles!

Que estamos rodeados de gente buena, solidaria, que de manera anónima ayuda, y también he aprendido que otros buscan protagonismo y una palmada en la espalda.

Este maldito virus me ha enseñado que las desgracias hay que aceptarlas para poder superarlas.

Que ya hemos sufrido mucho y posiblemente aún nos quede lo peor, pero que unidos, con amor y fe lo vamos a superar.”